…Pero lo tienes que encontrar tú mismo. Si tienes la suerte de poder contar con un buen mentor, aprende cuanto puedas de él abre los sentidos, escucha, razona, y una vez lo comprendas todo experimenta tú mismo para adquirir esas habilidades que necesitas por tu cuenta y mérito propio.

La experiencia hace al hombre y no queda más remedio que hacer camino para comprobar en primera persona los éxitos y fracasos de las acciones propias. El éxito se alcanza tras muchos fracasos.

Lo importante es levantarse siempre después de un golpe, venga de donde venga, y a ser posible, aprender de la lección para que no nos vuelva a suceder aunque a veces eso lleva su tiempo y otros golpes pueden venir en ese intervalo.